Ni en tiempos de guerra ni en tiempos de paz: que la defensa de los derechos humanos no nos cueste una vida más.

Mayo de 2017
La situación de inseguridad de defensores y defensoras de Derechos Humanos en Colombia es alarmante, particularmente desde el 1 de diciembre de 2016, fecha en la que inició la implementación del Acuerdo Final para la Terminación del Conflicto y la Construcción de
una Paz Estable y Duradera. , firmado entre el gobierno colombiano y las Farc-Ep.
La Defensoría del Pueblo, en su Informe de Riesgo N. 010-17 A.I del 30 de marzo del presente año, así como el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, en su informe anual de 2016 sobre la situación de los derechos humanos en Colombia del pasado 14 de marzo, y el Programa no gubernamental Somos Defensores, en su Informe Anual 2016 del Sistema de Información Sobre Agresiones Contra Defensores de
DDHH, coinciden en reconocer, pese a algunas diferencias presentadas en los datos, que la situación es preocupante.

Documento completo aquí