Kathy Boudin y su legado en favor de las mujeres en prisión

Conocimos a Kathy Boudin cuando vino a Bogotá para el encuentro de Mujeres y Prisión, organizado por el Vance Center. En su discurso inaugural narraba lo que pensaba de la cárcel, lo que había logrado y a lo que se dedicaba desde su salida de prisión. Para nosotras fue sorprendente conocer a una mujer con tanta fuerza y coraje, una mujer valiente y, sobre todo, una defensora de las mujeres encarceladas que luchó por el reencuentro de las mujeres en prisión con sus hijos e hijas.

Kathy vivió en carne propia la separación de su hijo de 14 meses cuando fue condenada a 22 años de prisión en Estados Unidos. Esta experiencia la llevó a ser coautora del “Manual de crianza temporal para padres encarcelados”, publicado por Bedford Hills en 1993; coeditora del libro “Crianza desde adentro/afuera: voces de madres en prisión”, publicado conjuntamente por instituciones correccionales y la Fundación Osborne; y autora del artículo académico «Lecciones de un programa de madres en prisión: un enfoque psicosocial que apoya a las mujeres y sus hijos”.

Kathy Boudin fue la primera mujer en obtener una maestría durante su tiempo en prisión. Mientras estuvo privada de la libertad abogó por una justicia restaurativa y publicó varios artículos en la revista educativa de Harvard, entre los que se encuentra un artículo sobre la educación participativa y la lucha contra el VIH dentro de las prisiones. Una vez salió de la cárcel se dedicó a trabajar por las personas que seguían privadas de la libertad. Entre algunos de sus logros queremos resaltar su programa “Coming Home” que brinda atención médica a quienes salen de prisión en el Spencer Cox Center for Health en Mt. Sinai/St.Luke’s Hospital en Morningside Heights. 

Kathy ideó las conferencias “Más allá de las rejas”, donde tuvimos el honor de ser sus invitadas, que reúnen anualmente a personas que han salido de prisión, familiares, activistas y defensores y defensoras de derechos humanos de todo el mundo, para visibilizar la problemática carcelaria. Ella enfocó su trabajo en las causas y el daño que produce el aprisionamiento en las personas y sus familias, así como en el desarrollo de estrategias que le den un vuelco al sistema de justicia penal que existe en la actualidad. 

En el 2020 nos compartió lo feliz que se sentía porque su hijo había sido elegido Fiscal de Distrito en Estados Unidos y nos contó que él quería dar un giro al sistema penal, reevaluando las condenas injustas y las penas de prisión para las personas que han cometido delitos no violentos.

En el 2019, nos acompañó como panelista en el Encuentro de las Américas de mujeres que estuvieron en prisión, organizado por Humanas, Mujeres Libres y Wola. Su charla giró en torno a la necesidad de una justicia restaurativa que se distancie del paradigma del castigo. Kathy siempre quiso conocer historias reales de encarcelamiento, así que, durante su paso por Bogotá, la acompañamos a visitar a una de las mujeres. Sin importarle la travesía por la ciudad, que incluyó un largo viaje, soportar el difícil tráfico, subir escaleras de palo y pasar por calles sin pavimentar, llegó hasta la casa de Pilar* donde pudo acercarse a su historia y su vida. Conocer y hablar directamente con las mujeres la hacía feliz.

Con Kathy aprendimos sobre la abolición de la prisión y la importancia de cambiar el sistema de encarcelamiento masivo por un sistema de justicia diferente. Además, nos enseñó sobre la importancia del lenguaje en la vida de una persona: Kathy luchaba por eliminar del vocabulario las palabras presas, convictas, expresidiarias por ser términos despectivos y desprovistos de humanidad que identifican a estas personas como cosas en lugar de seres humanos. 

Lamentamos profundamente la partida de esta gran activista, amiga y compañera, sus enseñanzas y amor siempre estarán en nuestros corazones y en nuestra lucha por alcanzar un mundo menos punitivo para las mujeres.

* Hemos cambiado el nombre para preservar la privacidad de la mujer que visitamos.

Descargue la versión en ingles